martes, 11 de noviembre de 2008

Noticia sobre LAS OLLAS SUPER RAPIDAS

                        NOTICIA IMPORTANTE SOBRE LAS OLLAS SUPERRÁPIDAS!

Como sois muchos los que últimamente os dirigís a mí preguntándome los requisitos de una buena olla superrápida, voy a intentar explicároslos. 

· Aunque podría indicaros páginas y páginas de bibliografía sobre las cualidades nutricionales de las ollas superrápidas, me voy a limitar a transcribiros lo que dicen al respecto en su manual Teórico-Práctico de Alimentación y Nutrición las editoras Clotilde Vázquez, jefa del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, Ana Isabel de Cos, de la sección de Nutrición del Hospital La Paz de Madrid, ambas doctoras en medicina y Consuelo Lopez-Nomdedeu especialista en Educación Nutricional: "Se sabe que las vitaminas se pierden menos con temperaturas elevadas durante poco tiempo que con temperaturas más bajas durante un tiempo largo. La cocción a presión es pues el mejor método de cocción cuando se realiza correctamente, pero puede ser el peor si se prolonga más de lo necesario", o se sobrepasa la temperatura al dispararse los anillos de la válvula de presión.

· Una buena olla superrápida, si se usa correctamente, no debe dejar escapar nada de vapor durante cualquier cocción o cocinado. Es una de las múltiples diferencias que tiene con las ollas express normales.

· Debe tener una válvula o regulador de presión con dos rayitas bien delimitadas, dependiendo de la presión que tenga la olla en cada momento y por tanto de su temperatura. En las ollas en las que la válvula o regulador de presión sale entero, porque no tiene rayitas, es mucho más difícil calcular los tiempos necesarios y, los fabricantes para curarse en salud, suelen indicar tiempos demasiado largos y, por tanto, perjudiciales. 

· En el momento en que aparezca esta segunda rayita hay que bajar el fuego de manera a mantener estas dos rayitas bien visibles, sin que sobresalgan ni se escondan. Por ello un minutero digital es imprescindible ya que los tiempos durante los cuales van a cocinar son muy pequeños, 2 minutos para las verduras y el arroz, 5 para las patatas enteras y con piel, 3 para guisos de pollo, conejo, codorniz, 7 para un lomo de cerdo o un pulpo... 

· Las cantidades de líquido a añadir en cada caso son muy pequeñas puesto que, como ya hemos dicho, no va a haber ninguna pérdida de vapor al exterior. Todos los alimentos son ricos en agua y la van a soltar durante su elaboración, cocinándose en su propio jugo, con su "agua de constitución".

· Las buenas ollas superrápidas no deben enfriarse nunca debajo del grifo, ya que mientras la válvula baja, los alimentos se siguen cocinando, siendo el ahorro de energía considerable.

· También se puede cocinar en ellas con muy poca grasa, si así se desea, algo muy importante hoy día en los regímenes de adelgazamiento o cuando no se quieren coger kilos de más.

Estos datos son tomados de la pagina web, de Cristina Galeano, que casualmente esta por salir su proximo libro, el dia 14 de Noviembre!! No te lo pierdas, seguro que es excelente como todos los anteriores!!!
Publicar un comentario en la entrada